Tipos modalidades y señales en senderismo

Tipos, modalidades y señales en senderismo

Si eres amante del senderismo, nada más lógico que conozcas un poco sobre la teoría de esta actividad para que puedas tener la seguridad de disfrutar esta aventura. Por ello, desde Walkaholic hemos querido dedicar un tiempo a repasar juntos algunas informaciones técnicas sobre las rutas que puedes disfrutar en cualquier época del año.

Estas cuestiones tienen una aplicación muy práctica, porque conocer los tipos de sendero, sus variantes, enlaces y derivaciones, sus modalidades y su señalización nos permitirá orientarnos sobre la marcha y reconocer nuestro camino a la medida que lo andamos.

Tipos de senderos

La primera división de los senderos se establece en función de la homologación. Así, los senderos homologados son aquellos que han sido registrados, autorizados y señalizados por la FEDME (Federación Española de Montañismo y Escalada) y las FFAA (Federaciones Autonómicas). Eso no quiere decir que los no homologados estén en peores condiciones o sean más peligrosos, solo que no están registrados oficialmente (aún).

Dentro de los senderos homologados, tenemos:

Senderos locales (SL)

Senderismo local señales simbolos

Son de recorrido corto, inferior a los 10 km y su nivel de dificultad es bajo. Eso los hace adecuados para recorrer en familia, sin necesidad de equipo sofisticado ni una preparación física o experiencia previa en senderismo. Se señalizan con franjas blancas y verdes, y son gestionados por las FFAA y Federaciones Territoriales.

Senderos de pequeño recorrido (PR)

Senderos de corto recorrido

A esta categoría pertenecen la mayoría de las rutas de senderismo en España. Su extensión no sobrepasa los 50 km, por lo que están concebidos para recorrerse generalmente en una sola jornada. Se señalizan con franjas blancas y amarillas y también son manejados por las FFAA y las Federaciones Territoriales.

Senderos de Gran Recorrido (GR)

Senderos de largo recorrido

Cualquier trayecto que sobrepasa los 50 km entra en esta categoría, y como la mayoría de las veces atraviesan varios municipios, provincias y hasta regiones son gestionados por la FEDME. Identificados con franjas blancas y rojas, requieren varias jornadas para transitarse, por lo que es necesario enfrentarse a ellos con una mochila bien provista con todo lo necesario para pasar la noche.

Un sendero GR se convierte en Sendero Europeo (E), si transcurre por tres países distintos como mínimo, y los gestionará la ERA.

Ahora bien, los senderos homologados pueden tener variantes, enlaces y derivaciones. Revisemos cada una de ellas.

Las variantes son caminos que inician en un sendero principal y regresan a él más adelante. Se numeran como el sendero principal, luego un punto y un número.

Los enlaces son senderos que unen a otros homologados, independientemente del rango que tengan son manejados por la FEDME. Estos pueden enlazar incluso a senderos de dos países diferentes.

Por último, las derivaciones son secciones que parten de un camino que está homologado y llevan a sitios interesantes: monumentos, parajes naturales, sitios históricos, miradores, etc. Las FFAA son quienes les gestionan.

Señalización de los senderos

Para señalizar un sendero se utilizan 4 señales fundamentales: continuidad, variante del sendero, cambio de dirección y dirección equivocada.

señales de los tipos de senderos
Señalización de senderos / guiafitness.com

Continuidad

Consiste en una línea blanca arriba y otra del color correspondiente al sendero debajo. Si en la señal confluyen dos senderos, se señaliza primero el de mayor rango. O sea, un tramo común a un sendero GR y un PR, se señala con franja blanca, roja y amarilla.

Variante del sendero

Igual que la señal de continuidad, con una ele invertida debajo en blanco.

Cambio de dirección

Se emplea cuando se deja el camino para tomar otro. Se marca con dos líneas paralelas que simulan la dirección del cambio.

Dirección incorrecta

Se coloca al principio de un camino que no se debe tomar. Se emplean los colores del tipo de sendero en forma de cruz, con la franja recorriendo desde el extremo izquierdo inferior hasta el derecho superior.

Modalidades de senderismo

Modalidades de senderismo

Existen 4 modalidades fundamentales de senderismo, si entendemos esta actividad como una caminata que se realiza en una sola jornada. Así, tenemos:

Senderismo de naturaleza

Se realiza en terrenos de poco desnivel, sin grandes pendientes. Por lo general se realiza en senderos bien definidos y con buena señalización, puesto que tiene como objetivo la contemplación del panorama natural de la zona. Con un buen calzado, calcetines apropiados y un impermeable en la mochila pueden realizarse sin dificultad.

Senderismo en la montaña

A diferencia del anterior, se caracteriza por realizarse en zonas de gran desnivel, con sendas más estrechas y sobre diferentes terrenos (seco, resbaladizo, pedregoso) que ofrece cierto nivel de dificultad. Se recomienda un calzado protegido y con mucho agarre, bastones e impermeable en la mochila por si el tiempo cambia.

Senderismo rápido o Fast Hiking

Como el senderismo de montaña, pero dando más velocidad a la caminata. Los senderos pueden estar definidos o no, lo que le da el atractivo de tener que decidir tu propio camino. El calzado ha de ser ligero pero tener además buen agarre, mientras la ropa ha de ser transpirable. Se lleva además una mochila muy ligera y ajustada al cuerpo, para buscar velocidad de marcha.

Senderismo en la nieve

Se realiza en senderos nevados, no demasiado complicados. Se emplean para recorrerlos raquetas de nieve, pero no crampones, pues el objetivo no es conquistar cimas. Por supuesto, el calzado ha de ser impermeable y aislante, y también ha de llevarse gafas para el sol, ropa de abrigo, guantes, gorro y bastones.

Otra información importante es la que da el MIDE (Método de Información de Excursiones) que nos cuenta sobre las características del camino a afrontar.

En ella encontramos la información de referencia, donde se incluye el nombre de la excursión, sus puntos de inicio y final, los puntos de paso, el horario idóneo para realizarse, los desniveles positivos y negativos, la distancia en horizontal, el tipo de recorrido y la época del año que resulta más adecuada para realizarse.

Además de estos datos, hay otros que resultan más importantes para el senderista y describen la ruta en términos de su dificultad: la  información de valoración. En ella se puntúa la ruta del 1 al 5 (siendo 5 lo más difícil) en relación con los parámetros de:

niveles de senderismo MIDE

Medio: condiciones en el medio natural para el senderista.

Itinerario: la dificultad para orientarse en el terreno.

Desplazamiento: qué tan difícil es moverse en la ruta.

Esfuerzo: la cantidad de horas de marcha efectiva que se necesitan para completar la senda para un excursionista medio cargado.

Otra clasificación la da la altitud sobre el nivel del mar que tenga la ruta:

  • De 0 a 1.000 metros se denominan de Baja Montaña o cabañeras.
  • De 1.0 a 2.5 kilómetros son de Media Montaña y se llaman pistas forestales.
  • A más de 2.500 metros ya estamos en presencia de los verdaderos senderos de Alta Montaña.

Ahora sí que estás preparado para enfrentar tu próxima ruta de senderismo.

info Mapas descargables y +3.000 rutas de senderismo en nuestra app Android.
¡Descárgala ya!

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Te enviaremos un correo cada semana con el nuevo artículo junto a las novedades de nuestra app móvil de senderismo.

One thought on “Tipos, modalidades y señales en senderismo”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.