snow hiking

Equipo y recomendaciones para hacer senderismo en la nieve

Aunque las montañas altas siempre nos reservan esta experiencia, en los meses de invierno al senderismo se le suma el atractivo de poder disfrutar de la nieve. Este espectáculo natural refuerza en muchos casos la belleza de los parajes que recorremos.  Pero, junto a la belleza, adiciona además un extra de peligro.

El senderismo con nieve tiene particularidades que cada amante de este deporte debe tener bien en cuenta a la hora de seleccionar el equipo que llevará consigo. Más aún, en invierno la nieve supone un desafío adicional, por lo que deben tomarse ciertas recomendaciones para evitar que un día entretenido de ejercicio se convierta en tragedia.

Por eso, desde Walkaholic te aconsejamos no solo lo que debes llevar contigo si ha nevado o enfrentarás una montaña alta, sino que te daremos algunos consejos para garantizar tu seguridad.

Ropa adecuada para la nieve

ropa para senderismo en nieve

Lo primero que has de tener presente para hacer senderismo con nieve es que no te servirá cualquier ropa, como en primavera o verano. Hay muchos que agradecen y prefieren las bajas temperaturas en vez del calor sofocante, pero han de tomarse precauciones para evitar los peligros del frío.

Cuando nos ejercitamos a bajas temperaturas, el calor que desprende nuestro cuerpo se disipa rápidamente a la atmósfera. La única solución de nuestro organismo entonces es generar más calor, a expensas de los nutrientes que estén en nuestro organismo, para evitar la hipotermia y el congelamiento.

Lo esencial para el senderismo invernal, además de un calzado impermeable, rígido, que te proteja del frío y de buen agarre, es ir vestido de forma adecuada.

Todos los senderistas habituados a esta actividad pueden decirte que es preferible llevar varias capas de abrigo en lugar de una sola muy gruesa. Esto se debe a que entre los tejidos de las diferentes capas se crean bolsas de aire que disminuyen el intercambio térmico, por lo que así nos aislamos mejor del ambiente y no perdemos calor corporal.

El sistema de tres capas

En específico, se ha probado que el sistema llamado “de cebolla” o “de tres capas” es el más adecuado para hacer senderismo en la nieve. Este consta de tres capas de ropa que, de acuerdo a las condiciones meteorológicas y el frío que tengamos, podemos ir removiendo o agregando para sentirnos más cómodos.

La primera capa es la interna, nuestra segunda piel, que pondremos directamente sobre nuestro cuerpo. Muchos senderistas cometen el error de elegir prendas de algodón, pero esto no es adecuado pues este tejido absorbe mucho el sudor y terminamos empapados. Esto no solo nos hará sentir incómodos sino que aumentará la sensación de frío.

Lo mejor es camiseta y pantalón-mallas térmicos bien ajustados al cuerpo, con fibras sintéticas como el poliéster que deja pasar el sudor sin retenerlo. También se recomiendan otros tejidos como lana merino o microfibra que alejan los malos olores y son de secado rápido. Además, hay guantes interiores y calcetines especiales para proteger nuestras manos y pies, lo cual es una muy buena idea: las zonas más alejadas de la circulación sanguínea son las primeras que se congelan a bajas temperaturas.

La segunda capa o capa intermedia caliente nos aísla térmicamente, conservando el calor que genera nuestro cuerpo. Deben ser aislantes y transpirables, de manera que evacúen el sudor pero nos mantengan calientes, incluso si están húmedas.

La lana y las fibras sintéticas son las mejores elecciones: la primera retiene el calor mientras las segundas secan más rápido. Por fortuna, en el mercado hay muchos tejidos que mezclan ambas características. Acá tenemos forros polares, pantalones de montaña, guantes, gorros y calcetines.

La tercera capa, exterior, de protección o coraza, nos mantiene a salvo de las inclemencias del tiempo. Esto incluye la lluvia, la nieve, las salpicaduras, los charcos, rozaduras y sobre todo el viento, que es el máximo responsable de que perdamos calor corporal. Aunque impermeable, debe además transpirar: los tejidos de última generación como las membranas técnicas Gore-tex son los mejores.

En esta tercera capa incluimos chaquetas, pantalones y guantes de membrana. Si no nos enfrentaremos a la humedad y la lluvia podemos, sustituir la tercera capa por un cortavientos o softshell.

Otros complementos necesarios para el senderismo en la nieve

hacer senderismo en la nieve

Primero, las raquetas. Estas aumentan nuestra superficie de contacto con el suelo y evitan que nos hundamos en la nieve, lo cual no solo facilita el caminar sobre ella sino que nos evita caer en hoyos cubiertos. Estas deben ajustarse a las botas de montaña de manera firme, pero poder liberarse rápidamente en caso necesario.

Otro complemento a analizar si llevamos o no son los crampones y los piolets (si se usan dos, deben ser un martillo y una pala), utilizados para movernos en el hielo. Si tu ruta incluye tramos de hielo o nieve dura donde sean útiles o casi obligados, como las de los Pirineos en invierno, debes incorporarlos a la mochila.

Los bastones de trekking acompañados de roseta para nieve son también útiles en los terrenos difíciles y sobre todo en las bajadas, ya que te ayudarán a no quedarse encajado. 

Además de gorro, deberás llevar también un casco si vas a atravesar tramos de hielo o nieve dura. Algo que se olvida a menudo es que a pesar del frío, la radiación solar aún es fuerte, y de hecho se magnifica al reflejarse en la nieve. Por ello son indispensables una gorra con visera ancha para proteger nuestros ojos y las gafas de sol… o mejor aún, gafas de ventisca de doble pantalla.

Piensa además que puede hacer mucho frío de repente, así que el protector labial, la bufanda y quizás un pasamontañas para cubrirnos el rostro pueden ser buenos agregados a nuestra caminata por la nieve.

8 recomendaciones para hacer senderismo en la nieve

  1. Aprende las técnicas de nieve. Caminar en la nieve con crampones o raquetas tiene su complejidad, así que practícalo en condiciones más suaves primero.
  2. Lleva el equipamiento apropiado.
  3. No vayas solo.
  4. Aprende a orientarte. Aunque las aplicaciones como Walkaholic son de gran ayuda, analiza con cuidado la ruta y planifica. Si algo sale mal, un GPS dedicado o los analógicos brújula y mapa pueden sacarte de un apuro.
  5. Conoce tus limitaciones. La nieve y el hielo requieren más esfuerzo que una caminata de primavera. Si la ruta está por encima de tus capacidades, no te arriesgues.
  6. Estate atento a los cambios meteorológicos.  Si hay peligro de tormentas, niebla o aludes, regresa a casa. La montaña siempre estará ahí.
  7. Prepárate para las emergencias. Tener un móvil a mano, saber el camino de vuelta y tener un botiquín a mano (y saber cómo usarlo) pueden salvar tu vida o la de tu compañero (nunca vayas solo).
  8. Pide consejo. Los guardas de refugio conocen los senderos como nadie. Consúltalos si tienes alguna duda.

Con estos preparativos, equipo y consejos, seguro disfrutarás con mayor seguridad del senderismo de nieve. ¿Qué opinas? Cuéntanos tus experiencias o dudas en los comentarios más abajo.  

info Mapas descargables y +3.000 rutas de senderismo en nuestra app Android.
¡Descárgala ya!

Apúntate a nuestra newsletter semanal

Te enviaremos un correo cada semana con el nuevo artículo junto a las novedades de nuestra app móvil de senderismo.

4 thoughts on “Equipo y recomendaciones para hacer senderismo en la nieve”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.