Types of Boots and Outsole for Hiking

Tipos de botas y suelas para senderismo: el calzado adecuado para la actividad

A todo senderista que le motiva aprovechar las rutas y la montaña, tiene la necesidad de tener un calzado adecuado para realizar todas las actividades que el senderismo ofrece. Es por eso que os presentamos los distintos tipos de botas y suelas para senderismo.

En Walkaholic nos parece importante que no solo conozcas el equipo y las recomendaciones para hacer senderismo en la nieve. Sino que también sepas elegir qué calzado necesitas para salir a disfrutar de las actividades de senderismo en cualquier época del año.

Tipos de botas para senderismo Tipos de botas y suelas para senderismo. Foto por MarjonBesteman

Resulta claro que cada ruta es un mundo y en cada una de ellas pueden cambiar las condiciones del terreno y el clima, por lo que también debe variar la protección que damos a nuestros pies, que son al fin y al cabo la principal herramienta de un senderista.

En cada época del año nuestros pies necesitan una protección distinta. Además, en dependencia del terreno a recorrer el calzado debe permitir la adición y fijación de accesorios que nos ayudarán a desplazarnos mejor.

¿Son tus botas y suelas para senderismo aptas para tu próxima ruta?

El calzado para senderismo se clasifica en 4 grupos, en dependencia del uso que se le dé. De acuerdo a esta clasificación se diferencian en compatibilidad con crampones, complejidad y precio.

Botas para senderismo en montaña

Botas de montaña / Foto de Matti Blume. Licencia CC BY-SA 4.0 / es.wikipedia.org

Botas tipo B0: Trail running, Hiking y Aproximación

Aunque algunos modelos están diseñados para correr en nieve ligera, este calzado no es apropiado para las condiciones de invierno, por lo que debes usarlo cuando la temperatura es más alta.

Las botas de trail running son más parecidas a las zapatillas que a botas propiamente dichas. Son muy transpirables, no cubren el tobillo y son apropiadas para maratones de montaña, correr en baja o media montaña o caminar en senderos balizados y no muy abruptos. Aquí tenéis unos cuantos ejemplos:

Las botas de hiking o senderismo, aunque no están diseñadas para correr, si lo están para progresar en terrenos abruptos. A diferencia de las trail running, su suela es blanda y protege el tobillo. Se recomienda para paseos de dificultad media-baja durante la temporada de verano. Las Merrell Chameleon 7 Limit, que son una edición a las que le añadieron impermeabilidad, son una excelente opción.

Las botas de aproximación están diseñadas para llegar a un campamento base o al inicio de una escalada.

No es un tipo muy conocido, y aunque no lleva caña, sí lleva membrana. Tienen refuerzos de goma en puntas y cantos y la suela generalmente es de vibram, que es bastante dura y puede reemplazarse en caso de desgaste. La Dragontail GTX de Garmont es un buen ejemplo de estas botas.

Botas tipo B1: Backpacking y Trekking

Las botas de Backpacking o de mochilero son robustas y adecuadas para la media montaña, aunque aún un poco frías para el invierno. Esto se debe a su material, que suele ser cuero natural o artificial y membrana impermeable.

La caña es media o baja y la suela es otra vez de vibram con refuerzo amortiguador en el talón. Lleva casco o refuerzo en la punta y goma o cuero extra reforzando los cantos. Las Salomon Quest 4D 3 GTX son unas botas típicas B1 de backpacking. Y mejoran sustancialmente el anterior modelo, Salomon Quest 4D 2 GTX, que sufría de varias quejas, sobre todo por la impermeabilidad de las botas.

Las botas de Trekking o de caminata son adecuadas para las excursiones de media montaña invernales. La suela es mucho más rígida, lo que permite una progresión más cómoda en terrenos escarpados y rocosos pero no es demasiado cómodo para caminar con mochila en terrenos llanos.

La piel exterior es de más calidad, con tejidos sintéticos para mayor transpiración y reforzar, además de membrana impermeable y un casco en la punta. Estas botas tienen un buen grabado en la suela para mejorar el agarre, caña media y buen aislante térmico y bandas de goma en los cantos. El Flame GTX de Asolo es un buen ejemplo.

Botas tipo B2: Trekking avanzado

Las botas de Trekking avanzado se emplean en terrenos escarpados y están preparadas para usar crampones C2 o semiautomáticos. Esto les capacita para ascensiones de alta montaña de dificultad media en invierno. Se diferencias de las B1 por el reborde en el talón para crampones, la caña alta y mayor abrigo. La suela es todavía más rígida y es una bota netamente invernal, como las Salewa Crow GTX, que tienen suelas reemplazables y son totalmente impermeables.

Botas tipo B3: Alta Montaña

Las botas B3 de alta montaña son perfectas para climas de frío extremo y terreno escarpado. Su suela es totalmente rígida y reemplazable, llevan pestañas para crampón automático en talón y punta, su caña oscila entre alta o muy alta y llevan casco rígido en la punta.

Llevan rellenos de fibra para mayor abrigo y no solían llevar membranas impermeables, pues las polainas las hacían innecesarias. Sin embargo, hoy en día las membranas que llevan sí que son impermeables. Hay tres tipos fundamentales de botas B3: las Alpinas y de escalada en hielo (ej. Nepal Evo GTX de La Sportiva), las Plásticas sin polaina integrada (ej. Artic Expe de Koflach) y las Botas con polaina de expedición (ej. La Sportiva Spantik y La Sportiva G2 SM, que son el nuevo modelo).

Ejemplos de modelos de botas B3 alpinas y de escalada en hielo:

Ejemplo de modelo de botas B3 con polaina de expedición:

Flexibilidad de la suela

Tipo de botas y suelas para senderismo

Flexibilidad de la suela. Foto por Jackmac34

A la hora de escoger las botas y suelas para senderismo, un factor importante es la flexibilidad de la suela. A medida que la actividad que desarrollemos se realice en terrenos más agrestes, la suela debe ser cada vez más rígida para mejorar nuestra pisada y protegernos de torceduras. No obstante, esta rigidez hace que nos cueste más caminar por terrenos llanos con la mochila a cuestas.

Para temperaturas bajas siempre se recomiendan botas que contengan Vibram en su composición. Ésta aumenta la adherencia en superficies húmedas y heladas, y presenta una alta resistencia a la abrasión de las rocas.

Para hacer senderismo en verano las suelas más recomendables son las de dureza blanda o las semi-duras, ya que son más cómodas para caminar con altas temperaturas.

También debes tener en cuenta que, generalmente, las botas de invierno pesan más que las botas de verano, esto debido al aislamiento que llevan y la rigidez de la suela.

Botas y suelas para senderismo y su compatibilidad con distintos tipos de crampones

Crampones para senderismo

Crampones. Foto por Hans

El criterio a seguir es muy sencillo: la bota elige al crampón, y no al revés.

Categoría de Bota

Categoría de Crampón
B0   Ninguno
B1  C1 (crampones de correa)
B2 C1-C2 (crampones de correa y semi-automáticos, talón)
B3 C2-C3 (crampones semi-automáticos y automáticos, talón y punta

En una bota B3 pudiera integrarse un crampón de correa, pero al ya traer los enganches adecuados para los crampones automáticos y semiautomáticos, no se recomienda. Fuera de esta salvedad, hay muchos modelos de crampón que se adaptan bien a cada estándar de bota. 

Lo esencial es, ya que ni siquiera usaremos crampones todo el tiempo, es  que nuestras botas y suelas para senderismo nos protejan. Y que se avengan al tipo de actividad que vayamos a realizar y nos quede cómodas, sin rozarnos.

Si tienes alguna duda o sugerencia sobre estos criterios para elegir las botas y suelas para senderismo más adecuadas, déjanos un comentario y trataremos de ayudarte. ¿Quién sabe? Puede que nos veamos pronto en el camino, y con las botas de de montaña ideales.

Descarga Walkaholic 

2 thoughts on “Tipos de botas y suelas para senderismo: el calzado adecuado para la actividad”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.